Con tecnología de Blogger.

Versus de polvos compactos: Stay Matte de Rimmel London y All about matt de Essence


Desde hace un par de años que los polvos compactos Stay Matte de Rimmel London han sido uno de mis favoritos en mi cosmetiquero. Llevaba mucho tiempo viendo a youtubers inglesas utilizándolos y me picó el bichito de tenerlos desde mucho antes de que llegasen a Chile de la mano de Famacias Ahumada, así que comprenderán cuán contenta estuve cuando supe de la llegada de la marca al país.

Por lo mismo, no he sido capaz de cambiar de polvos compactos dada mi especie de lealtad al producto porque sé que funciona super bien en mi piel, a pesar de que siempre observaba de cerca otros productos similares. Es por ello que cuando tuve en mis manos los polvos compactos All about matt! de Essence no pude evitar pensar en hacer un versus porque prácticamente prometen lo mismo, solo que los polvos de Rimmel vienen en distintos tonos, a diferencia con el de Essence que es un tono único.

Ambos productos se podrían considerar marcas de farmacia o low cost dado su precio, que ronda los $3.000 pesos chilenos. El de Rimmel lo encuentran en Farmacias Ahumada y el de Essence en tiendas como DBS o Makeup.


La prueba que hice para compararlos fue aplicar en una mitad del rostro el Stay Matte, y en la otra mitad los All about matt!. Esto lo hice para sellar los productos en crema que utilizo a diario como por ejemplo base y corrector, y controlar un poco más la oleosidad en mi zona T, que extrañamente se ha estado comportando de forma bastante decente puesto que a lo largo del día no me salen tantos brillos... lo que podría ser también por el producto.

Los polvos de Rimmel prometen hasta cinco horas de control de brillo gracias a sus "minerales naturales", además de ayudar a minimizar la apariencia de poros. Mi experiencia es que efectivamente me ayudó a controlar los brillos hasta las cinco horas de uso -a veces más- dependiendo de la estación del año, actividad del día, estado de la piel, etc. Sin embargo lo de minimizar los poros, a ningún polvo compacto se lo creo. Su única función es la de matificar.

Otra cosa que me gustaría mencionar es que los polvos de Rimmel vienen en ocho tonos, aunque a Chile me parece que llegaron cuatro, entre ellos el que utilizo que es el tono Transparent que no aporta color al rostro. Algo que debo agregar es que la zona de la ojera es una de las partes más problemáticas de mi rostro porque si hay algo que me molesta es que se marquen las líneas de expresión, y lamentablemente luego de horas de uso se empieza a acumular producto, no sé si es culpa del corrector o del polvo, pero el tema es que se marcan igual.

Por otro lado, los polvos de Essence vienen solo en un tono, y prometen matificar el rostro dejando un acabado natural, lo que cumple totalmente. Hay que usar una pequeña cantidad para sellar y matificar el rostro y dura fácilmente hasta cinco o más horas de uso.

En cuanto a la zona de la ojera, a diferencia del de Rimmel, los polvos de Essence no me marcaron tanto las líneas, al final del día el ojo que se veía mejor, menos descascarado y casi nada de producto acumulado era el de Essence.

Comparando ambos productos después de siete horas de uso -sin reaplicar-, el lado que tenía aplicado los polvos de Rimmel era el que se veía menos mate. Si bien es cierto que mi rostro no se veía para nada oleoso, sí puedo afirmar que el lado de Essence se veía mucho más matificado e intacto.

La zona de la ojera lucía mucho mejor con el polvo de Essence, y algunos pellejitos e imperfecciones que tenía en el rostro con el pasar de las horas se marcaron muchísimo más con los polvos de Rimmel, lo que a decir verdad no lo creía posible.

Al final, el acabado más natural y duradero lo encontré con los polvos All about matt! de Essence, desplazando así a mi polvos favoritos de Rimmel. De hecho, para ir a la universidad o para salir, en mi cosmetiquero siempre están los polvos de Essence y los de Rimmel -tristemente- los tengo guardados en otro cosmetiquero con "productos que no uso mucho".

A modo de paréntesis antes de dar mi respuesta al post, es que ambos productos tienen algo negativo: el empaque. Los polvos de Rimmel vienen con una tapa de plástico -frágil, muy frágil- que se retira y no tiene ningún tipo de seguro así que la tapa se puede perder o romper -como me pasó a mí-, lo que odié porque siento que el producto se contamina dejándolo expuesto. Los de Essence tienen un mejor empaque con una tapa que viene adherida y por lo tanto no se puede perder, pero la especie de "bisagra" que tiene para abrir el producto luego de un tiempo se rompió, lo que tampoco me tiene muy contenta.

Al final los productos son buenos para su precio, pero la calidad del empaque no me termina de convencer, por lo que ahí uno se encuentra en un trade-off entre precio y calidad :(

Mi veredicto es que en este versus los polvos de Essence le ganaron a los de Rimmel! Ambos son buenos productos, pero los de Essence se comportaron mucho mejor en mi piel. Los ultra recomiendo por lo que cumplen y por su precio que es super conveniente.

Por último, y esto lo digo para todos los polvos compactos, no abusen del producto. Si usan más de la cuenta la piel se les va a ver acartonada con un efecto para nada natural, está bien matificar pero tampoco se sobrepasen porque el rostro pierde hasta dimensión, y eso es lo que menos queremos hacer, además que puede acentuar aún más las imperfecciones que quizás queremos camuflar.

¿Habían probado estos polvos compactos?

Espero les haya servido de ayuda!


Cariños
Rocío


4 comentarios

  1. He probado los de Rimmel y al principio también los amaba, pero de ahí como que se empezaron a notar las partes resecas y además se me cayó y el empaque quedó muy malo :( No he probado los de Essence pero he escuchado muy buenas cosas! Creo que serán los próximos que pruebe ;)

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El empaque es lo que más lamento de los polvos de Rimmel :(
      Los de Essence no me han dado problemas, así que son mis nuevos polvos favoritos :)

      Besos!

      Eliminar
  2. Y si pruebas a depotar los de Essence? y traspasarlos a una paleta magnetica como las de Inglot o algo similar :D

    Tengo en mente hacer algo así con cinta imantada y la caja de mis lápices de colores (cuando terminen su vida util, obvio)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Muchas gracias por la sugerencia! No lo había pensado y es super buena idea!
      La próxima vez que vea una paleta magnética lo pensaré bien, en una de esas pruebo qué tal me va :)

      Saludos!
      Rocío

      Eliminar